Estás aquí: Inicio > Cheques y pagos > Cheques sin fondos

Cheques sin fondos

Cheques sin fondos
Un cheque es una orden de pago pura y simple librada contra el banco en el cual el librador tiene fondos depositados a su orden en cuenta corriente bancaria. Cuando una persona realiza un cheque a nombre de alguien o al portador, le confiere el derecho a un tercero para que retire de su cuenta bancaria una suma de dinero, con su supuesto aval, la cual es la firma en el cheque.
Se llama a cheque sin fondos cuando no hay dinero suficiente en la cuenta para cobrar el pago y es por esta razón que un cheque sin fondos, es un simple papel sin ningún tipo de valor económico.
Existen varias razones por las que pueden existir este tipo de cheques:
-por descuido: el titular de la cuenta escribió un cheque equivocado, o lo hizo antes de recibir un pago, o sin saber que la cuenta no podía cubrir el monto total.
-con dolo: el que expide el cheque intencionalmente lo hace sin tener dinero con qué respaldarlo, con la finalidad de defraudar.
Sin embargo hay formas de prevenir un cheque sin fondos para evitar futuras sorpresas. Al recibir un cheque, es conveniente preguntar a la persona que lo otorga en qué fecha podremos cobrarlo (a partir de qué día y cuál es el límite), puesto que de esta forma organizará sus operaciones bancarias y nos podrá asegurar cuándo tendrá fondos suficientes. En caso de que se trate de una operación financiera grande, podemos solicitar que se nos pague con un cheque “de caja” certificado. Esto es, un cheque que el banco verifica antes de que sea expedido, de suerte que se garantiza la solvencia.
Por otro lado, si uno ya fue víctima de un cheque sin fondos es recomendable acudir a la persona que emitió el cheque para que nos explique la situación o emita un nuevo cheque  o si fuera necesario denunciar a la persona en caso de estar frente a una operación fraudulenta.

cheques-nulos

Un cheque es una orden de pago pura y simple librada contra el banco en el cual el librador tiene fondos depositados a su orden en cuenta corriente bancaria.

Cuando una persona realiza un cheque a nombre de alguien o al portador, le confiere el derecho a un tercero para que retire de su cuenta bancaria una suma de dinero, con su supuesto aval, la cual es la firma en el cheque.

Se llama a cheque sin fondos cuando no hay dinero suficiente en la cuenta para cobrar el pago y es por esta razón que un cheque sin fondos, es un simple papel sin ningún tipo de valor económico.

Existen varias razones por las que pueden existir este tipo de cheques:

– por descuido: el titular de la cuenta escribió un cheque equivocado, o lo hizo antes de recibir un pago, o sin saber que la cuenta no podía cubrir el monto total.

– con dolo: el que expide el cheque intencionalmente lo hace sin tener dinero con qué respaldarlo, con la finalidad de defraudar.

Sin embargo hay formas de prevenir un cheque sin fondos para evitar futuras sorpresas. Al recibir un cheque, es conveniente preguntar a la persona que lo otorga en qué fecha podremos cobrarlo (a partir de qué día y cuál es el límite), puesto que de esta forma organizará sus operaciones bancarias y nos podrá asegurar cuándo tendrá fondos suficientes.

En caso de que se trate de una operación financiera grande, podemos solicitar que se nos pague con un cheque “de caja” certificado. Esto es, un cheque que el banco verifica antes de que sea expedido, de suerte que se garantiza la solvencia.

Por otro lado, si uno ya fue víctima de un cheque sin fondos es recomendable acudir a la persona que emitió el cheque para que nos explique la situación o emita un nuevo cheque  o si fuera necesario denunciar a la persona en caso de estar frente a una operación fraudulenta.

¿Qué hacer en caso de recibir un cheque sin fondos?

Lo que debemos hacer en caso de poseer un cheque sin fondo es:

En primer lugar, comunicarse con la persona que nos entregó el cheque, debemos explicarle la situación y pedirle soluciones. También podemos solicitarle que nos expida otro cheque, que nos haga un depósito, una Transferencia o que nos dé el dinero en efectivo a la brevedad posible.

Si volviera a suceder que nos entregara un cheque sin fondos, un cheque de una cuenta cancelada o se negara a pagarnos de otra forma, entonces estaríamos enfrentándonos al problema de fraude y existiría la opción de entablar una demanda mercantil.

Dependiendo del monto del adeudo, la demanda podrá ser presentada ante un Juez de Menor, un Juez Civil o un Juez de Distrito.

Si se gana el juicio, el defraudador deberá pagar la cantidad del adeudo, más un 20% extra por concepto de daños y perjuicios, un 6% por año (en caso de que el proceso se alargara) además de un porcentaje de los gastoslegales.

Si se está considerando proceder legalmente contra alguien, es conveniente acudir primero a la Condusef para obtener ayuda y asesoría específica. Ahí proporcionan más información para cada situación y cuentan con expertos que ayudan a lidiar con el problema.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Scroll To Top