You are here: Home > Economía mexicana > Historia económica de México > Crisis económica en México 2008

Crisis económica en México 2008

1º Parte

Gobierno de Felipe Calderón

Al comienzo de sexenio, Felipe Calderón aplicó un decreto de austeridad en el cual se reducía el sueldo y el de sus secretarios de Estado en un 10 por ciento, lo cual, en términos reales, equivale a $4 mil 799 menos que Vicente Fox a la quincena.

También se da una reforma a la Ley del ISSSTE, por la cual se individualiza las cuentas de los trabajadores del Estado, reforma dada en menos de una semana. Además, se comenzó proyectos de Primer Empleo eliminando las cuotas a empresarios al IMSS durante un año cuando estos contraten nuevo personal. Debido a la crisis alimentaria mundial desde diciembre de 2006 y hasta el 15 de septiembre de 2008, el precio promedio de la canasta básica se elevó en 34.17 por ciento, mientras el costo promedio de los alimentos considerados en ese universo repuntó 36.01 por ciento.

El precio de los 43 productos que integran la canasta básica de consumo ha superado al repunte de la inflación general, que oficialmente es de 4.2 por ciento anual, con excepción del de la cebolla, que ha disminuido.

Esto ha ocurrido en un entorno en que el costo de la gasolina se ha elevado, de diciembre de 2006 a la fecha, en un promedio de 3.5 por ciento para ambos tipos de combustibles que ofrece Petróleos Mexicanos: Magna y Premium, según datos de la propia empresa. Una crisis se dio en cuanto al precio del maíz y de la tortilla a un mes de comenzada la nueva gestión del gobierno, en donde los precios de la tortilla llegaron a duplicarse (de 5.25 a 10.5 pesos por kg).

Dos razones fueron el aumento de los precios del maíz para producción de bioetanol y el acaparamiento del grano por empresarios del maíz. La intervención de la Presidencia se dio a través de los secretarios de Economía, Agricultura y el director de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco); Eduardo Sojo, Alberto Cárdenas Jiménez y Antonio Morales de la Peña, respectivamente. Criticada por haber sido una reacción tardía, aunque desembocó en el Pacto Económico para la Estabilización de la Tortilla. Por este acuerdo, el precio del alimento básico se estabilizó —en los establecimientos adherentes al pacto— el precio de la tortilla en 8,50 pesos mexicanos, contra los 6,00 ó 7,00 pesos que costaba antes de la crisis.

La crisis financiera de México en 2008 afectó el nivel de cambio del moneda nacional, frente a las principales divisas extranjeras. El Banco de México comenzó a subastar dólares el 8 de octubre, luego de que el peso registró fuertes caídas.

México ha vivido una de las peores épocas en desempleo dado que actualmente se ha impuesto 5.31% al 3.17% que se prometía en 2008. Siendo el cese de personas que lo apoyaron bajo el slogan “El Presidente del Empleo”. Su gestión ha reducido considerablemente el presupuesto hacia la Educación, y es la segunda vez que lo ha hecho esperando encontrar más recursos para la guerra que libera contra el narco.

2ºParte

Con Clinton en el poder se presenta un exceso de liquidez en el mercado con el famoso “boom” de Internet ocasionando un alto superávit, al llegar Bush a la presidencia aprovecha el exceso de dinero, se empiezan a otorgar préstamos bancarios a personas inestables o sin trabajo llamados hipotecas Sub-prime, dichos intereses eran muy caros y altos.

Estos se invertían en la compra de casas con precios accesibles para estas personas sin solvencia económica, asi que por consiguiente crece la demanda  y oferta de casas, este dinero prestado es financiado por productos de inversión, las tasas se vuelven altas y los capitalistas empiezan a invertir para financiar dichas hipotecas, cuyos deudores evidentemente no pudieron pagar, esto se involucra a nivel mundial.

Al presentarse el impago de las hipotecas con mayor oferta en casas, los bancos empiezan a quedarse con las casas, y tenían que venderlas a un precio por mucho menor, esto ocasionó perdidas bancarias traficas y los bancos ya no se prestan unos a otros, aumentan las tasas interbancarias y ya no es disponible el efectivo, a menor circulación de efectivo, disminuye la inversión, producción, empleo e ingreso de los trabajadores. Se crea una baja en la demanda y oferta, las empresas dejan de producir y surge temor a consumir, empresas buscan salir de la bolsa y con esto dañan más el crecimiento.

Ser 90% dependientes de la economía estadounidense, a México como era de esperarse le pega la crisis mundial, México cierra el año 2008 con muestras  evidentes de afectación en su economía por parte de la crisis  financiera desatada por Estados Unidos, mientras que sus gobernantes  se manifestaban optimistas y los analistas advertían sobre una posible recesión.  Uno de los sectores mexicanos que más ha resentido el avance de  la crisis mundial es el textil.

Fieldman recordó que el principal mercado mexicano es el estadounidense, adonde se envía más del 80 por ciento de las  exportaciones nacionales. Otro ejemplo de las afectaciones está ocurriendo en el sector  automotriz.   En México, las ventas de autos nuevos cayeron durante los  primeros 11 meses del año 2008 en un 5,1 por ciento en promedio, y en noviembre se  registraron un colapso de 19,6 por ciento, de acuerdo datos del empresario.

La industria automotriz en México representa el 20 por ciento del  sector manufacturero y 20 por ciento de las exportaciones totales  del país. Otro ejemplo de los efectos de la crisis mundial, es el despido  de 8.500 empleados de la mayor siderúrgica integrada del país: Altos  Hornos de México (AHMSA), que decidió cancelar su proyecto de  ampliación denominado “Fénix”,pero esto no es todo.

La tercera parte del  presupuesto de México proviene de la producción y exportación de  petróleo, cuyo precio por barril que tuvo una drástica caída  hasta ubicarse en menos de 40 dólares por unidad  después de haber llegado casi a 150 dólares al principio del año 2008. Aunque las exportaciones no han disminuido, los ingresos han  caído, y las autoridades advierten que en los próximos 10 años la  producción de crudo será menor a la proyectada en la reforma energética.

3º Parte

A principios del año 2009 la Secretaría de Hacienda informó que en el primer  trimestre la economía creció 0,82 por ciento, en el segundo 0,84 por  ciento, y en el tercero 2,56 por ciento.  Pero la cifra de inflación anualizada generó preocupaciones,  debido a que se disparó de los pronósticos de 3 por ciento y se  ubicó en noviembre en 6,23 por ciento.  La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo encontró que 2,5 millones de mexicanos perdieron su empleo durante  2008. La tasa de desempleo se  ubicó al término del año 2008 en 4,5 puntos porcentuales.

El presidente Felipe Calderón y las autoridades económicas se  mostraron optimistas ante estos efectos de la crisis internacional, y  anunciaron el 9 de octubre  de 2008 diversas medidas para enfrentar la  situación. Entre ellas destacó ampliar el gasto de infraestructura del  gobierno, cambiar las reglas del ejercicio de ese gasto, construir  una nueva refinería para Petróleos Mexicanos (Pemex), impulsar de  manera extraordinaria a las pequeñas y medianas empresas, y acelerar  la desregulación y la desgravación arancelaria.

Los efectos de la crisis financiera internacional se sienten  en México, sobre todo en el encarecimiento de los productos básicos,  los bajos salarios, el aumento de la pobreza, y el regreso paulatino  y silencioso de los emigrantes que estaban en Estados Unidos. Según datos del Banco de México: México es la segunda economía más grande de América Latina. Sin embargo, el crecimiento económico se ha desacelerado en los tres primeros trimestres de 2008, volviéndose negativo durante el último trimestre, provocando que el crecimiento anual del PIB sea de 1.3 %.

Ante esta crisis económica en Estados Unidos el antes  titular de Hacienda de México, Agustín Carstens, reconoció que México estaba expuesto a los efectos de la crisis en el vecino del norte, aunque estos no serían tan devastadores como en el pasado. Declaró que “ahora a México le dará un catarrito y no una pulmonía como antes”.Sin embargo, pronto se vio que los efectos de la desaceleración en la economía global eran más grandes que lo esperado. El desempleo abierto en México subió a 4,06% en enero de ese año, comparativamente mayor con la tasa del año anterior que se encontraba en 3,96%, y solo en enero de 2009, 336 mil personas se quedaron desempleadas en México.

4º parte

El año 2009 fue especialmente difícil para la economía mexicana. Al iniciar el año, las expectativas oficiales pronosticaban un crecimiento exiguo de la economía mexicana a lo largo de 2009. Sin embargo, al pasar los meses las expectativas fueron tomando derroteros más pesimistas y en ocasiones contradictorios, por ejemplo, entre los pronósticos de la Secretaría de Economía y el Banco de México. Después de la epidemia de gripe A (H1N1), se comenzó a hablar de una afectación de la actividad económica en el país, especialmente en el caso del sector turístico que es uno de los más importantes.

En mayo de 2009 Sectur informó que la ocupación de los hoteles en los principales destinos turísticos del país oscilaba entre 10 y 30% a lo que se sumaba la cada vez más frecuente cancelación de vuelos. Ante ese panorama el secretario se pronosticaba una pérdida de más de 100 mil empleos en el sector.

El ritmo de recuperación dependería mucho de cómo Estados Unidos comenzara salir de la recesión dado que el nivel de dependencia económica de México hacia ese país es muy alto, principalmente en las exportaciones.

Por otro lado, México cuenta con un nivel de recaudación tributaria  muy bajo, razón por la cual la reforma fiscal fue un incremento de los impuestos. La finalidad de esta reforma es el impulso de la región sobre todo en el sector energético y propiciar con ello la generación de más plantillas laborales. Pese a que México tendrá una lenta recuperación económica, cuenta con factores a favor como el acceso a crédito internacional, lo que demuestra que tiene la confianza de otras entidades internacionales aunado a que los niveles inflación comienzan a dar señales de tendencia a la baja. ( datos de El Semanario Agencia, ESA)

El Banco Central elevó sus pronósticos de inflación para los siguientes trimestres ante el incremento de materias primas y alimentos, y aunque ve cierta estabilización en los precios dijo que su meta inflacionaria de largo plazo se alcanzaría hacia 2010. El Banco de México también redujo su pronóstico de crecimiento económico para el cierre del 2008 a entre 2,25% a 2,75%. La previsión anterior era de entre 2,40% a 2,90%. “Todavía hay inflación en la tubería que tiene que desahogarse”, dijo el gobernador del banco central, Guillermo Ortiz, quien estimó que para el cierre de todo 2008 el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) será de aproximadamente 5%.

La inflación medida con el INPC llegó a términos anuales a 5,37% en la primera quincena de julio, el mayor índice registrado desde diciembre de 2004. Así, en el tercer trimestre del 2008 la inflación sería de entre 5,25% y 5,75%; en el cuarto trimestre de entre 5,50% y 6%, para comenzar a disminuir en el 2009. Para el primer trimestre del 2009 se esperaba un índice de entre 5,25% y 5,75%; en el segundo de entre 4,50% y 5%; en el tercero de 3,75% y 4,25%; y en el cuarto de 3,50% y 4%.

Deja un Comentario

Scroll To Top