cacular RFC
Estás aquí: Inicio > Economía mexicana > Historia económica de México > El error de diciembre y la crisis de 1994

El error de diciembre y la crisis de 1994

Parte 4

Esta fue una situación insostenible ante la cual Zedillo reaccionó devaluando el peso, pero la medida ya era incapaz de frenar la tendencia y finalmente, la economía saltó en mil pedazos. El dólar, que a finales de noviembre tenía un valor de 3.46 pesos, inmediatamente saltó a un precio de 5.15 pesos, mismo que se fijó en los 7.50 pesos en marzo de 1995. Por su parte el PIB desploma lográndose resultados de -17% y -21% durante el primero y segundo trimestres del 95 respectivamente.

Por otro lado, producto de los quiebras y despidos masivos, el desempleo, que en diciembre de 1994 alcanzaba al 3.6 de la Población Económicamente Activa (PEA) llega al 7.6% en agosto del 95. Además, mientras los salarios mínimos sólo reciben un incremento del 31% al pasar de 15.27 a  20.15 pesos diarios, la inflación acumulada a lo largo de ese año va a llegar al 45 por ciento. Después del rescate bancario del 1995, las entidades financieras fueron saneadas y se implementó un sistema de regulación más severo, que obligaba a los bancos, entre otras medidas, a dotarse de mayores reservas preventivas, a reflejar más transparencia y a evitar la toma excesiva de riesgos. A continuación, los bancos privados pasaron a ser controlados por instituciones extranjeras y, por lo tanto, lograron recomponer su capital. Además, se ejerció una mayor supervisión del sistema financiero por parte de las autoridades.

Estos remedios han permitido evitar otras crisis bancarias. Hoy, cuando los especialistas y los gobernantes afirman que los fundamentos de la economía mexicana son sólidos, se refieren en gran medida a la solidez de las entidades financieras nacionales. Los principales bancos mexicanos, de capital extranjero, como BBVA, HSBC, Scotiabank y Santander, se han librado hasta ahora de la crisis. 

 Banamex se ha salvado a pesar de los aprietos vividos en Estados Unidos por su dueño, Citigroup. Pero, al igual que en el resto del mundo, los bancos en México tienen que afrontar la difícil situación de liquidez del mercado y la escasez de crédito en el sistema financiero. Tendrán que resistir las embestidas, porque las peculiaridades estructurales del sistema bancario mexicano – capitales extranjeros que no cotizan en el mercado nacional de valores – dificulta 

 

 

Comparativo de las crisis financieras

 

1982

1994-1995

Recesión más alza controlada de las tasas de interés y del dólar. Gran aumento del peso de la deuda. Incapacidad de México para cumplir con los vencimientos.Política insostenible del tipo de cambio elevado y del financiamiento del déficit comercial por capitales a corto plazo. La devaluación del peso desencadena la huida de capitales  y el derrumbe del mercado.
80.000 millones de deuda; de los cuales 14.000 a bancos norteamericanos cuyas acreencias máximas representaban el 50 % del capital.Riesgo de contagio hacia Argentina y Brasil. Incapacidad de  México para continuar pagando los atrasos de la deuda.
2.000 millones de crédito norteamericano de urgencia de las agencias federales. 2.000 millones de crédito bancario garantizados por el gobierno norteamericano. Más de 5.000 millones del Banco de Pagos Internacionales (BPI) y el FMI20.000 millones de créditos norteamericanos de urgencia del fondo de estabilidad cambiaria federal. Más de 10.000 millones del FMI, 7.800 millones del BPI, 3.000 millones del Banco Mundial y del Banco Interamericano, 1.000 millones de otros países latinoamericanos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top