Estás aquí: Inicio > Términos Económicos > Los microcreditos

Los microcreditos

microcredito

Algo que para muchos pobres del mundo, que no tienen acceso a las soluciones de la banca, ayuda a las familias, y los propietarios de pequeñas empresas a ganar, ahorrar y hacer crecer su dinero. Si, estamos hablando de los microcréditos.

Gracias a esta herramienta, cada vez son más los pobres capaces de pedir prestado dinero con seguridad en pequeñas cantidades a través de los institutos de microfinanzas.

El microcrédito o la extensión de préstamos muy pequeños a los que no tienen acceso a los bancos tradicionales aparece a mediados de la década de 1970 cuando un joven profesor de economía empezó a examinar la pobreza creciente en su país natal, Bangladesh.

El éxito inicial del Banco Grameen estimula la creación de otros programas de microcrédito para ayudar a los pobres a que se conviertan en independientes y, por tanto salir de la pobreza.

Con el aumento de asistencia del Banco Mundial y otros donantes mundiales, la industria comenzó a cambiar dado a que las instituciones reconocieron la importancia del ahorro, no sólo prestando, sino como una estrategia de activos de capacidad.

Actualmente, las microfinanzas hacen referencia a la prestación de un conjunto de sofisticados servicios financieros para ayudar al mundo de los pobres a construir y preservar la riqueza y gestionar el riesgo.

A pesar de su desarrollo y popularidad, los programas de microfinanzas aún se enfrentan a limitaciones. Si bien las microfinanzas se han hecho más para reforzar la situación de la mujer y los pobres en los países en desarrollo que cualquier ley, sigue siendo una solución imperfecta.

A continuación, un gráfico explicativo del funcionamiento de los microcréditos:

microprestamos

Las estructuras actuales de préstamos tienen dificultades para llegar a poblaciones dispersas. También es caro hacer pequeños o “micro préstamos”, por lo que los prestatarios pagan a menudo tasas de interés muy altas.

La microfinanciación se ha convertido en un instrumento sólido para reducir la pobreza y la prestación de servicios financieros a los pobres. Pero sin el apoyo de la infraestructura sanitaria y educativa, la investigación empírica en curso y el apoyo de los gobiernos locales, debe ser visto como una de las muchas herramientas disponibles, en lugar de la bala de plata.

Deja un comentario

Scroll To Top