Publicidad

Salario emocional, la nueva forma de remuneración para el capital humano

salario emocionalLa fuerza de trabajo laboral o capital humano ha estado presente en las organizaciones desde sus inicios, sin embargo, a lo largo del tiempo el rol que este juega dentro de las empresas así como la forma en que se le remunera ha sufrido grandes cambios.

Originalmente la fuerza de trabajo era percibida únicamente como mano de obra que se encargaba solamente de llevar acabo la producción, pero gracias a la llegada de nuevas tendencias como el concepto de recursos humanos y el modelo de competencias, hoy en día la anteriormente denominada mano de obra ha quedado atrás y la fuerza laboral ahora es concebida como el recurso más valioso de la compañía, el capital humano, individuos únicos que gracias a su talento, esfuerzo y dedicación diarios hacen posible el éxito de la empresa a través de su colaboración.

Sin duda alguna, esta nueva concepción del colaborador, ya no empleado, ha dado inmejorables resultados, dado que con la implementación de las nuevas políticas organizacionales el criterio de remuneración hacia los colaboradores también ha evolucionado, hoy en día el capital humano ya no sólo recibe un pago económico por su trabajo, también se le incentiva a través de aspectos intangibles como capacitación, motivación e impulso de su desarrollo profesional y personal, términos que en su conjunto son mejor conocidos como salario emocional.

El salario emocional, por supuesto no juega sólo a favor del colaborador, es la empresa la que al final del día se beneficia en mayor medida, y es que este nuevo tipo de inversión enfocado a aumentar la profesionalización del colaborador representa considerables beneficios para la administración financiera del negocio y facilita la gestión de la compañía en el mercado, a través del perfeccionamiento del producto o servicio que produce la compañía, de una mejora considerable en el trato al cliente, la implementación de novedosas estrategias financieras, la conquista de nuevos mercados, etc.

Por lo anterior, es posible concluir que la implementación del salario emocional en toda compañía se ha vuelto un pilar indispensable rumbo al éxito de la misma, ya que este genera un apego emocional muy grande del colaborador hacia la compañía, situación que mejora considerablemente su desempeño laboral y beneficia directamente al cumplimiento de los objetivos de la empresa.

Publicidad

Deja un Comentario