Estás aquí: Inicio > Indicadores economicos > Balanza de Pagos en el Tercer Trimestre de 2015

Balanza de Pagos en el Tercer Trimestre de 2015

balanza de pagos 2012Banxico ofrece información sobre la balanza de pagos mexicana relativa al tercer trimestre de 2015.

En el tercer trimestre de 2015, la reserva internacional bruta del Banco de México mostró una disminución de 12,377 millones de dólares. De esta manera, al cierre de septiembre el saldo de dicha reserva se ubicó en 181,929 millones de dólares.

La reducción de la reserva internacional bruta fue resultado de la combinación de un déficit en la cuenta corriente por 8,856 millones de dólares; un superávit en la cuenta financiera por 8,339 millones de dólares; un flujo negativo en el renglón de errores y omisiones por 11,388 millones de dólares; y un cambio negativo por valoración de dicha reserva por 472 millones de dólares.

En el trimestre que se reporta, las exportaciones manufactureras siguieron exhibiendo un relativo estancamiento, a pesar de la significativa depreciación del tipo de cambio real del peso frente al dólar. Este comportamiento es congruente tanto con el bajo dinamismo que ha registrado la producción industrial de Estados Unidos a lo largo de 2015, como con la debilidad que ha continuado presentando la actividad económica global. Por su parte, las exportaciones petroleras mantuvieron el desempeño desfavorable que han venido mostrando desde inicios de 2012. En cuanto a las importaciones, en el periodo de referencia éstas exhibieron un crecimiento, el cual se derivó del alza observada en las importaciones petroleras. De esta manera, en el tercer trimestre del año en curso el déficit de la balanza comercial registró un aumento en relación al reportado en el trimestre previo. No obstante este incremento, la cuenta corriente siguió mostrando niveles similares a los presentados en los dos trimestres anteriores.

Pese a la volatilidad registrada en los mercados financieros en el periodo julio–septiembre de 2015, la tenencia de valores gubernamentales de no residentes se mantuvo relativamente estable. Al respecto, conviene señalar que la tenencia correspondiente a instrumentos de corto plazo se redujo, mientras que la de aquellos de mediano y largo plazo continuó incrementándose. No obstante, el ajuste en la exposición de riesgos del portafolio de los inversionistas y de las empresas mexicanas dio lugar a una mayor demanda por coberturas cambiarias, lo cual contribuyó a la depreciación de la moneda nacional. En este contexto, la desacumulación de reservas internacionales, como resultado de las medidas adoptadas por la Comisión de Cambios, permitió proveer de liquidez al mercado cambiario nacional para reducir la probabilidad de que presiones adicionales pudiesen perturbar su funcionamiento ordenado y ha contribuido a estabilizar las condiciones en dicho mercado.

La cuenta corriente de la balanza de pagos exhibió un déficit de 8,856 millones de dólares en el tercer trimestre del año en curso. Este saldo fue resultado neto de déficits en la balanza de bienes y servicios por 9,852 millones de dólares y en la de renta por 5,404 millones de dólares, y de un superávit en la balanza de transferencias por 6,401 millones de dólares.

Al interior de la cuenta corriente, el déficit que registró la balanza de bienes y servicios fue reflejo de saldos negativos de 6,456 millones de dólares en la balanza de bienes y de 3,396 millones de dólares en la de servicios. A su vez, el saldo de la balanza de bienes se originó de la combinación de un déficit de 6,469 millones de dólares en la balanza de mercancías y de un superávit de 13 millones de dólares en la de bienes adquiridos en puertos por medios de transporte.

El déficit de 6,469 millones de dólares que mostró la balanza de mercancías en el trimestre que se reporta se compara con el déficit de 1,720 millones de dólares que presentó en el mismo periodo de 2014. Dicho cambio se derivó de una disminución en el saldo de la balanza de productos petroleros, el cual pasó de un superávit de 357 millones de dólares en el tercer trimestre de 2014 a un déficit de 3,686 millones de dólares en igual periodo de 2015, y de un aumento en el déficit de productos no petroleros, que pasó de 2,077 millones de dólares a 2,783 millones de dólares, en la misma comparación.

En el trimestre de referencia, el valor de las exportaciones de mercancías sumó 96,094 millones de dólares, cifra que representó una contracción anual de 5.0 por ciento. Por su parte, el valor de las importaciones de mercancías en el trimestre que se reporta fue de 102,562 millones de dólares, lo cual implicó una reducción anual de 0.3 por ciento.

La balanza de servicios mostró un saldo deficitario de 3,396 millones de dólares en el tercer trimestre del presente año, el cual se derivó de ingresos por 4,731 millones de dólares (caída anual de 9.0 por ciento) y de egresos por 8,127 millones de dólares (retroceso anual de 7.1 por ciento). En particular, por concepto de viajeros internacionales se observó un superávit de 1,197 millones de dólares, resultado de ingresos por 3,799 millones de dólares (expansión anual de 6.2 por ciento) y de egresos por 2,602 millones de dólares (incremento anual de 3.1 por ciento).

En el tercer trimestre de 2015, la balanza de renta registró un déficit de 5,404 millones de dólares, producto de ingresos por 1,452 millones de dólares (disminución anual de 54.8 por ciento) y de egresos por 6,856 millones de dólares (descenso anual de 0.2 por ciento). En el trimestre de referencia, el pago neto por intereses al exterior resultó de 4,611 millones de dólares, monto 1.3 por ciento superior al reportado en el mismo periodo de 2014.

En el periodo julio‐septiembre de 2015, la balanza de transferencias mostró un superávit de 6,401 millones de dólares, el cual fue resultado de ingresos por 6,647 millones de dólares y de egresos por 247 millones de dólares. Al interior de esta balanza destacan los ingresos por remesas familiares, los cuales sumaron 6,548 millones de dólares (crecimiento anual de 9.7 por ciento), y los egresos por remesas familiares, que ascendieron a 210 millones de dólares (contracción anual de 21.9 por ciento).

La cuenta financiera de la balanza de pagos en el tercer trimestre del año en curso presentó un superávit de 8,339 millones de dólares. Dicho saldo se derivó de entradas netas por 7,632 millones de dólares en la cuenta de inversión directa (ingresos de 7,149 millones de dólares por inversión extranjera directa captada por México y una reducción de 483 millones de dólares de inversiones directas en el exterior de residentes en México) y por 933 millones de dólares en la cuenta de inversión de cartera, y de una salida neta por 226 millones de dólares en la cuenta de otra inversión.

Un comentario

  1. Bueno, pero en las reservas México incrementó el saldo, lo que anteriormente no sucedía.

    Recuerdo cuando eran los cambios en el gobierno, había un miedo a la inflación porque si uno tenía una deuda, está se triplicaba, perdiendo en muchas ocasiones la casa que estaba hipotecada. Asi que, en términos generales, hay estabilidad y tranquilidad en este aspecto.

Deja un comentario

Scroll To Top