Estás aquí: Inicio > Indicadores economicos > Balanza de Pagos en el Primer Trimestre de 2016

Balanza de Pagos en el Primer Trimestre de 2016

balanza de pagos 2012Banxico ofrece información sobre la balanza de pagos en el primer trimestre de 2016.

En el primer trimestre de 2016, la reserva internacional bruta del Banco de México mostró un aumento de 2,111 millones de dólares. De esta manera, al cierre de marzo el saldo de esta reserva se ubicó en 179,708 millones de dólares. El incremento de la reserva internacional bruta fue resultado de la combinación de un déficit en la cuenta corriente por 6,991 millones de dólares; un superávit en la cuenta financiera por 8,594 millones de dólares; un flujo negativo en el renglón de errores y omisiones por 1,215 millones de dólares; y un aumento por valoración de dicha reserva por 1,724 millones de dólares.

El entorno internacional que enfrentó la economía mexicana en el primer trimestre de 2016 continuó siendo adverso. En particular, las expectativas de crecimiento global siguieron revisándose a la baja y el comercio mundial mostró un estancamiento, en un contexto en el que la expansión de la mayoría de las economías avanzadas y algunas emergentes de gran tamaño ha sido menor a la anticipada. Así, en los primeros tres meses de 2016 las exportaciones manufactureras de México siguieron mostrando una tendencia negativa. En efecto, el impacto positivo que la depreciación del tipo de cambio real pudiera estar teniendo sobre las exportaciones manufactureras se ha visto contrarrestado por la debilidad de la producción industrial de Estados Unidos y de la demanda global.  Asimismo, las exportaciones petroleras continuaron mostrando una tendencia decreciente reflejo de que, a pesar de la ligera recuperación que exhibió en marzo, el precio promedio de la mezcla mexicana durante el trimestre siguió siendo inferior al observado en el trimestre anterior, y de que la plataforma de exportación de crudo ha permanecido en niveles bajos. De esta manera, el déficit de la balanza comercial mostró una expansión respecto al del mismo trimestre de 2015. No obstante, la cuenta corriente registró un menor déficit en esa misma comparación, toda vez que los saldos de las balanzas de servicios, de renta y de transferencias se incrementaron.

En el primer trimestre de 2016, la economía mexicana captó suficientes recursos a través de la cuenta financiera que permitieron financiar el déficit de la cuenta corriente, en un contexto en el que en la primera mitad del trimestre se presentó un aumento sustancial de la volatilidad en los mercados financieros internacionales, lo cual, a su vez, presionó de manera notoria el valor de la moneda nacional. No obstante, la disminución de dicha volatilidad en la segunda parte del trimestre contribuyó a una reactivación en la colocación de deuda por parte de algunas empresas privadas en los mercados internacionales y a que la posición de extranjeros en valores de mediano y largo plazo continuara incrementándose, si bien a un ritmo menor que el exhibido en el cuarto trimestre de 2015. En este entorno, se registró un aumento en la reserva internacional, a lo cual contribuyeron las ventas de dólares del Gobierno Federal y Pemex al Banco de México, así como la suspensión de los mecanismos de subastas de venta de dóla es al mercado que determinó la Comisión de Cambios a partir del pasado 17 de febrero.

En el trimestre de referencia, la cuenta corriente de la balanza de pagos mostró un saldo deficitario de 6,991 millones de dólares. Dicho saldo se originó de déficits en la balanza de bienes y servicios por 5,102 millones de dólares y en la de renta por 8,016 millones de dólares, y de un superávit en la balanza de transferencias por 6,126 millones de dólares.

Al interior de la balanza de bienes y servicios, se observaron saldos negativos de 3,972 millones de dólares en la de bienes y de 1,130 millones de dólares en la de servicios. A su vez, el saldo de la balanza de bienes se derivó de un déficit de 3,985 millones de dólares en la balanza de mercancías y de un superávit de 14 millones de dólares en la de bienes adquiridos en puertos por medios de transporte.

El déficit de 3,985 millones de dólares que presentó la balanza de mercancías en el trimestre de referencia se compara con el de 2,144 millones de dólares que se reportó en el mismo periodo de 2015. Este cambio fue resultado de incrementos en el déficit de la balanza de productos petroleros, el cual pasó de 1,775 millones de dólares en el primer trimestre de 2015 a 2,525 millones de dólares en igual periodo de 2016, y en el déficit de la balanza de productos no petroleros, que pasó de 369 millones de dólares a 1,460 millones de dólares, en la misma comparación

En el primer trimestre de 2016, el valor de las exportaciones de mercancías sumó 85,148 millones de dólares, cifra que representó una contracción anual de 5.9 por ciento.

Por su parte, el valor de las importaciones de mercancías en el periodo enero‐marzo de 2016 fue de 89,133 millones de dólares, lo cual implicó una caída anual de 3.8 por ciento.

La balanza de servicios exhibió en el primer trimestre del presente año un déficit de 1,130 millones de dólares, el cual se originó de ingresos por 6,238 millones de dólares (alza anual de 4.8 por ciento) y de egresos por 7,368 millones de dólares (reducción anual de 7.1 por ciento). En particular, por concepto de viajeros internacionales se observó un superávit de 2,890 millones de dólares, resultado de ingresos por 5,179 millones de dólares (avance anual de 7.4 por ciento) y de egresos por 2,289 millones de dólares (expansión anual de 1.4 por ciento).

En el trimestre de referencia, la balanza de renta presentó un saldo deficitario de 8,016 millones de dólares, el cual se derivó de ingresos por 2,434 millones de dólares retroceso anual de 10.6 por ciento) y de egresos por 10,450 millones de dólares (disminución anual de 17.2 por ciento). En el primer trimestre de 2016, el pago neto por intereses al exterior resultó de 4,920 millones de dólares, monto 5.7 por ciento superior al registrado en el mismo periodo de 2015.

Durante enero‐marzo del presente año, la balanza de transferencias exhibió un superávit de 6,126 millones de dólares, el cual fue resultado de ingresos por 6,316 millones de dólares y de egresos por 190 millones de dólares. Al interior de esta balanza destacan los ingresos por remesas, los cuales sumaron 6,216 millones de dólares (crecimiento anual de 8.6 por ciento), y los egresos por remesas, que alcanzaron 154 millones de dólares (contracción anual de 22.1 por ciento).

En el primer trimestre de 2016, la cuenta financiera de la balanza de pagos mostró un superávit de 8,594 millones de dólares. Dicho saldo se originó de entradas netas por 4,131 millones de dólares en la cuenta de inversión directa (ingresos de 7,896 millones de dólares por inversión extranjera directa captada por México y egresos de 3,766 millones de dólares por inversiones directas en el exterior de residentes en México) y por 12,184 millones de dólares en la cuenta de inversión de cartera, y de una salida neta de 7,721 millones de dólares en la cuenta de otra inversión.

Saldo 2015

En 2015, el saldo de la reserva internacional bruta del Banco de México presentó una disminución de 18,085 millones de dólares. Así, al cierre del año pasado dicho saldo se ubicó en 177,597 millones de dólares.2 La reducción de la reserva internacional bruta se originó de la combinación de un déficit en la cuenta corriente por 32,381 millones de dólares; un superávit en la cuenta financiera por 33,826 millones de dólares; un flujo negativo en el renglón de errores y omisiones por 17,112 millones de dólares; y un cambio negativo por valoración de dicha reserva por 2,418 millones de dólares.

variacion reservas

La economía mexicana en 2015 captó suficientes recursos a través de la cuenta financiera que permitieron el financiamiento del déficit de la cuenta corriente. Lo anterior, en un entorno internacional que se caracterizó por una notoria debilidad en el ritmo de expansión de los niveles de actividad global, episodios recurrentes de volatilidad financiera, una continua tendencia a la baja en el precio del petróleo y un alto grado de incertidumbre acerca del momento y el ritmo con el que se normalizaría la postura monetaria en Estados Unidos. La volatilidad en los mercados financieros internacionales se vio reflejada en una significativa depreciación del tipo de cambio del peso frente al dólar.

Durante 2015, la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un déficit de 32,381 millones de dólares, monto equivalente a 2.8% del PIB. Dicho saldo fue resultado neto de déficits de 23,823 millones de dólares en la balanza de bienes y servicios y de 32,844 millones de dólares en la de renta, y de un superávit de 24,287 millones de dólares en la balanza de transferencias.

cuenta corriente balanza de pagos

En el periodo de referencia, el déficit en la balanza de bienes y servicios fue reflejo de saldos negativos de 14,375 millones de dólares en la balanza de bienes y de 9,448 millones de dólares en la de servicios. A su vez, el saldo de la balanza de bienes se originó de la combinación de un déficit de 14,460 millones de dólares en la balanza de mercancías y de un superávit de 85 millones de dólares en la de bienes adquiridos en puertos por medios de transporte.

deficit cuenta corriente

La balanza de mercancías pasó de un déficit de 2,849 millones de dólares en 2014 a uno de 14,460 millones de dólares en 2015. Dicho cambio se derivó de un deterioro en el saldo de la balanza de productos petroleros, el cual pasó de un superávit de 1,097 millones de dólares en 2014 a un déficit de 9,855 millones de dólares en 2015, y de un aumento en el déficit de la balanza de productos no petroleros, que pasó de 3,945 millones de dólares a 4,605 millones de dólares, en la misma comparación.

El valor de las exportaciones de mercancías ascendió a 380,772 millones de dólares en 2015, monto que implicó una contracción anual de 4.1 por ciento. Por su parte, en el año que se reporta el valor de las importaciones de mercancías fue de 395,232 millones de dólares, lo cual representó una disminución anual de 1.2 por ciento.

exportaciones e importaciones de mercaderia

En 2015, la balanza de servicios mostró un saldo deficitario de 9,448 millones de dólares, el cual fue resultado de ingresos por 22,609 millones de dólares (avance anual de 7.2 por ciento) y de egresos por 32,057 millones de dólares (caída anual de 4.4 por ciento). En particular, por concepto de viajeros internacionales se registró un superávit de 7,357 millones de dólares, producto de ingresos por 17,457 millones de dólares (incremento anual de 7.7 por ciento) y de egresos por 10,100 millones de dólares (alza anual de 5.1 por ciento).

La balanza de renta registró en 2015 un déficit de 32,844 millones de dólares, el cual se derivó de ingresos por 6,978 millones de dólares (retroceso anual de 36.7 por ciento) y de egresos por 39,823 millones de dólares (descenso anual de 9.0 por ciento). En el periodo que se reporta, el pago neto por intereses al exterior resultó de 23,391 millones de dólares, monto similar al de 23,368 millones de dólares observado en 2014.

Durante 2015, la balanza de transferencias exhibió un superávit de 24,287 millones de dólares, el cual fue resultado de ingresos por 25,192 millones de dólares y de egresos por 905 millones de dólares. Al interior de esta balanza, destacan los ingresos por remesas familiares, los cuales ascendieron a 24,771 millones de dólares (crecimiento anual de 4.8 por ciento), y los egresos por remesas familiares, que sumaron 811 millones de dólares (contracción anual de 19.1 por ciento).

La cuenta financiera de la balanza de pagos presentó en 2015 un superávit de 33,826 millones de dólares. Dicho saldo fue resultado de ingresos netos por 20,310 millones de dólares en la cuenta de inversión directa (ingresos de 28,382 millones de dólares por inversión extranjera directa captada por México y egresos de 8,072 millones de dólares por inversiones directas en el exterior de residentes en México) y por 27,985 millones de dólares en la cuenta de inversión de cartera, y de egresos netos por 14,469 millones de dólares en la cuenta de otra inversión.

IED 2015

Un comentario

  1. Bueno, pero en las reservas México incrementó el saldo, lo que anteriormente no sucedía.

    Recuerdo cuando eran los cambios en el gobierno, había un miedo a la inflación porque si uno tenía una deuda, está se triplicaba, perdiendo en muchas ocasiones la casa que estaba hipotecada. Asi que, en términos generales, hay estabilidad y tranquilidad en este aspecto.

Deja un comentario

Scroll To Top