You are here: Home > Indicadores economicos > ¿De cuanto es la inflación en México?

¿De cuanto es la inflación en México?

INEGI_cuadradoEn la actualidad la inflación es un problema económico en nuestro país.

La inflación ha causado muchos problemas, pero el principal es la pérdida del poder adquisitivo de nuestra moneda, el peso, frente al dólar.

La inflación actual

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informa que durante el mes de julio de 2019, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), registró un incremento mensual de 0.38 por ciento y una inflación anual de 3.78 por ciento.

En el mismo mes de 2018 los datos correspondientes fueron de 0.54 y de 4.81 por ciento.

El índice de precios subyacente creció 0.26 por ciento mensual, alcanzando una variación anual de 3.82 por ciento; por su parte, el índice de precios no subyacente aumentó 0.74 por ciento mensual y 3.64 por ciento anual.

Dentro del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías y de los servicios presentaron alzas mensuales de 0.15 y de 0.38 por ciento, respectivamente.

Al interior del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 2.00 por ciento, mientras que los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno disminuyeron (-)0.19 por ciento mensual.

Estimación de la inflación de Banxico ¿Qué inflación se estima para 2019?

De acuerdo con la “Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado” correspondiente a marzo de este año, redujeron su estimado de inflación para 2019 a 3.65 por ciento, desde 3.67 por ciento, y para 2020 la disminuyeron a 3.65 por ciento, desde 3.71 por ciento.

Estimación Grupos financieros

Grupos financieros prevén una inflación de 0.05 por ciento en abril de este año, con lo cual la inflación a tasa anual repuntaría a 4.42 por ciento, desde 4.00 por ciento en marzo pasado, ubicándose nuevamente por arriba de la meta anual.

Asimismo, consideraron que la inflación de cuarto mes del año, a conocerse oficialmente el jueves próximo, estará asociada al incremento en el precio de los servicios turísticos y las tarifas aéreas con motivo de la Semana Santa, pues el Jueves y Viernes santos se celebraron el 18 y 19 de abril pasado.

Con el alza de 0.05 por ciento previsto para los precios al consumidor en abril, la inflación anual llegaría a 4.42 por ciento, su mayor nivel en el año y por arriba del objetivo para todo 2019, de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual, tras dos meses dentro de este rango.

Citibanamex pronosticó una inflación mensual de 0.02 por ciento, derivada del efecto estacional de la Semana Santa, aunque con decrementos en los precios de la energía, pero estos no compensarían del todo los incrementos también en precios de frutas y verduras.

Banorte estimó una inflación de 0.10 por ciento en abril de este año, explicada por un efecto estacional asociado a la Semana Santa, tomando en cuenta que las tarifas aéreas y los servicios turísticos aumentan de precio en la quincena previa al feriado Con estos resultados.

La inflación anual se incrementaría de 4.00 por ciento en marzo a 4.46 por ciento en abril de 2019, su nivel más alto del año, al precisar que desde el inicio del año pronosticaba un alza en la inflación anual durante estos meses. Sin embargo, dado que la caída durante el primer trimestre del año fue considerable, parecería que un efecto de sobrecompensación podría estar ocurriendo, resultando en presiones adicionales al alza.

“Hacia adelante, esperamos que la inflación regrese al intervalo objetivo entre julio y agosto, para después incrementar su ritmo de convergencia hacia nuestro estimado de 3.5 por ciento al cierre del año, beneficiándose de un efecto de base favorable”.

Monex coincidió en que la inflación general en México repuntará en abril, a una tasa anual de 4.4 por ciento respecto a 4.0 por ciento en el tercer mes de 2019, con lo cual se colocaría nuevamente por arriba de límite superior del objetivo para todo el año.

Cambios en la metodología de medición en 2017

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que en 2017 publicará con ajuste el nuevo Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), mediante el cual se mide la inflación.

El nuevo INPC, una vez realizado el cambio de año base, se publicará en 2017. Detalla que los ajustes al nuevo índice consisten en una nueva canasta de bienes y servicios, la actualización de los ponderadores de gasto, un nuevo ámbito geográfico, el punto de referencia de la serie y la implementación de un nuevo diseño estadístico para la selección de la muestra.

El INEGI tendrá la certeza que los movimientos en los precios que se registren en el nuevo índice obedecen fundamentalmente a los cambios metodológicos a los que se está sometiendo el INPC y que no sean reflejo de condiciones coyunturales o de volatilidad en los mercados de bienes y servicios al consumidor.

¿Qué es la inflación?

La inflación es un desequilibrio económico que se caracteriza por la subida general de precios debido al aumento del papel moneda y al deterioro y mal manejo de la economía de un país.

La inflación afecta a los individuos que reciben ingresos fijos en términos nominales y generalmente  los que reciben ingresos crecen menos que la inflación.

Efectos sobre la actividad económica

Asimismo, la inflación también tiene efectos distorsionantes sobre la actividad económica debido a que todo proceso inflacionario implica una alteración en la estructura de precios.

Los  precios son las señales que nos dan a entender el  funcionamiento del mercado, una alteración en la estructura de los precios conlleva a una distorsión en la asignación de los recursos al verse dificultada la información.

Tipos de inflación

Inflación de demanda

Fenómeno que ocurre cuando la demanda excede a la oferta, provocando un aumento en los precios y en los salarios (que este último generalmente no es proporcional al aumento de los precios. Esta inflación también incluye el coste de los materiales, los costes de funcionamiento y los financieros.

Inflación de costes

Se da cuando los precios aumentan para poder hacer frente a los costes totales manteniendo los márgenes de beneficios. Si las instituciones y los grupos de presión reaccionan ante cada nueva subida de precios esto puede dar a pie a un espiral inflacionista.

Hiperinflación

La hiperinflación se da cuando los precios presentan un crecimiento a tasas superiores al 100 % anual los individuos tratan de desprenderse del dinero líquido o dinero en efectivo del que disponen antes de que los precios crezcan más y provoque que el dinero en efectivo del que pierda aún más valor. Este fenómeno también se conoce como la huida del dinero que consiste en la reducción de los saldos reales poseídos por los individuos, dado que la inflación encarece la posesión del dinero.

Inflación galopante

Esta inflación tiene dos o tres dígitos, que oscila entre el 20, el 100 o el 200 % al año. Actualmente ,la mayoría de los contratos están ligados a un índice de precios o a una moneda extranjera (generalmente dólar); por este motivo, el dinero pierde su valor rápidamente y los tipos de interés pueden ser de 50 o 100 % al año.

Inflación moderada

Presenta una lenta subida de los precios. Cuando los precios son relativamente estables, los individuos confían en el dinero. Así, las personas mantienen el dinero en efectivo porque dentro de un cierto tiempo tendrá casi el mismo valor al día de hoy.

Inflación Subyacente

Partiendo de la definición de inflación donde cualquiera sea su tipo, nos referimos al aumento generalizado en los precios de los bienes que componen una canasta básica de un país, en este caso, México.

Cuando hablamos particularmente del INPC , estamos haciendo mención a la inflación subyacente o inflación básica, inflación núcleo o de bases es el incremento continuo de los precios de un subconjunto de bienes y servicios que conforman el índice de precios al consumidor (IPC).

Lo que se busca, en realidad, es poder medir la inflación con este subconjunto es tener una medida de mediano plazo de la tendencia general de la inflación.

Inflación Subyacente

La característica de la Inflación subyacente es que solo incluye los bienes y servicios cuyos precios son menos volátiles. En este sentido, deja de lado a aquellos bienes y servicios cuyos precios difieren de la tendencia general del resto de los genéricos que forman el sistema general de precios de una economía.

De forma habitual y generalmente aceptada, se prescinde los bienes y servicios administrados (gasolina, electricidad y gas para uso doméstico), de los concertados (transporte local y foráneo, telefonía, cuotas y licencias y otros), y de los agropecuarios (36 frutas y verduras y otros 20 productos).

En consecuencia, cuando vemos los datos mensualizados de la inflación subyacente a lo largo de un año, podemos observar un comportamiento más suave, con menos altibajos, que la inflación general.

Cabe destacar que la mayoría de los países enfocan su mirada sobre la inflación subyacente más que la general. Pese a que para un consumidor esto no tiene mucho sentido si suponemos que sufre toda la inflación y no solo un subconjunto de ella, en gestión de política monetaria sí lo tiene.

En términos generales podemos decir que una autoridad tiene una buena o mala gestión en la medida en la que el índice de precios subyacente refleja estabilidad o no de precios.

Cálculo de la Inflación Subyacente

En resumen, la inflación subyacente se obtiene eliminando del INPC, los bienes y servicios cuyos precios registran un comportamiento volátil y que el Banco de México agrupa en las siguientes categorías:

  • Precios de bienes agropecuarios.
  • Precios de la educación.
  • Precios administrados y concertados por el gobierno.

Deja un Comentario

Scroll To Top