Estás aquí: Inicio > Términos Económicos > Empresas de factoraje

Empresas de factoraje

servicios

Como bien dijimos, el factoraje es una alternativa para disponer anticipadamente de las cuentas por cobrar.

El contrato de factoraje permite a la empresa de factoraje financiero pactar con el cliente y así adquirir derechos de crédito que éste tenga a su favor por un precio determinado.

Es importante destacar que, el cliente no recibirá el importe total de los documentos cedidos, dado que la empresa de factoraje cobrará un porcentaje por la prestación del servicio.

Las funciones de una empresa de factoraje son básicamente dos:

  • Efectuar la cesión de los derechos de crédito
  • Gestionar el cobro de los documentos cedidos

Para que el factoraje comience, se necesita que el cliente acuda a la empresa de factoraje, donde cede estos derechos de crédito y cobra por ellos un precio que las partes convienen.

Otro de los conceptos a saber antes de dirigirse a una empresa de factoraje es lo que es el mandato de cobranza o cobranza delegada. Este concepto es una modalidad de la operación de factoraje por la cual el cedente será quien efectúe el cobro de los documentos cedidos, teniendo la obligación de entregar a la empresa el cobro efectuado.

Por otra parte, existe el “aforo”, que se produce cuando la empresa de factoraje, descuenta del valor de los documentos cedidos, las cantidades que correspondan por servicio de cobranza y las que considere que cubren el riesgo que implica la operación.

¿Qué es el factoraje?

El factoraje o también conocido como Factoring, es un tipo de producto financiero que otorgan bancos a las empresas. Este producto busca dar dos servicios:

  • Administración de cobros o cobranza
  • Financiación

El ejemplo típico es el de la empresa que contrata con un banco la gestión de todos sus cobros y, éste le adelanta los mismos a cambio de un interés. Básicamente, es un descuento de créditos originados por la venta de mercaderías a corto plazo.

¿Cómo se garantiza de cobrar el banco?

El factor, es decir, el que asume el riesgo de insolvencia del deudor, buscará tener garantías de cobro. No obstante, en este tipo de contrato, si el deudor cae inmediatamente en la insolvencia, el cedente responderá por los créditos que resulten total o parcialmente impagos, cualquiera que sea la causa del impago.

Entonces, aquí aparecen otras garantías referidas a que los bienes han sido entregados. Es decir que, el cliente garantiza que el crédito representa una obligación legal y que el deudor aceptará la mercancía, sin ningún tipo de reclamo.

Costos

Es importante destacar que los costos son variables según:

  • Contratos con recurso o sin recurso
  • Deudor, país, riesgo, antigüedad
  • Nivel de facturación, importe medio de las facturas, la actividad
  • Comisiones: oscilan entre el 0,50% y el 2,50% sobre el importe total de las facturas

Inconvenientes

  • Coste elevado
  • Se excluyen operaciones con productos perecederos y las de largo plazo (más de 180 días)
  • Las empresas que se dedican al Factoring son impersonales

Ventajas

  • Ahorro de tiempo y gastos
  • Simplifica la contabilidad
  • Permite recibir anticipos de los créditos cedidos
  • Las facturas dan garantía para un préstamo que de otro modo la empresa no podría obtener
  • Protección en procesos inflacionarios

Deja un comentario

Scroll To Top